AprobacionAsamblea

BANDESAL contará con más herramientas para apoyar a empresarios y sectores vulnerables

La Asamblea Legislativa aprobó la reforma a la Ley del Sistema Financiero para Fomento del Desarrollo, hoy Ley del Banco de Desarrollo de la República de El Salvador (BANDESAL).

La iniciativa de reforma fue presentada por el Presidente de la República, Nayib Bukele, a través de la Ministra de Economía, María Luisa Hayem. La propuesta fue explicada a convocatoria de la Comisión Financiera por el Presidente Juan Pablo Durán Escobar Presidente de BANDESAL, además de ser estudiada por dicha Comisión la reforma fue ampliamente consultada y respaldada por diferentes sectores financieros y productivos del país obteniendo como resultado tres dictámenes favorables previo a su aprobación.

Entre los beneficios de la reforma, se destaca que BANDESAL contará con una normativa específica para la Banca de desarrollo y ya no se regirá por la normativa de la banca privada, este cambio permitirá brindar soluciones integrales y productos financieros que impacten positivamente a los sectores productivos de la economía y cumpla con los objetivos que fue creada.

De acuerdo con el presidente de BANDESAL, Juan Pablo Durán Escobar, con esta reforma el Banco contará con más herramientas para apoyar a los empresarios y sectores productivos que han sido tradicionalmente excluidos por el sistema financiero.

La reforma permitirá realizar una transformación de BANDESAL, a fin de impactar de forma directa a los diferentes sectores de la economía.

“BANDESAL debe apoyar a los empresarios de la micro, pequeña y mediana empresa (MIPYME), para que puedan acceder a financiamiento productivo de forma directa, con baja tasa de interés, con mejores plazos y periodos de gracia acorde a sus necesidades”. Agregó el funcionario.

Se busca que del 50 % de las utilidades del banco, se puedan crear líneas de crédito en las mejores condiciones posibles, con una tasa simbólica y plazos accesibles para los sectores más vulnerables.

BANDESAL brindará apoyo crediticio para capital de trabajo a los sectores que lo requieran; podrá comprar deuda productiva y restituir inversiones que se hayan hecho con patrimonio propio.

En ese sentido, la reforma comprende un cambio sustancial e integral, que permitirá ampliar las facultades del Banco para apoyar con deuda subordinada, se potenciarán líneas de crédito directo y al no haber intermediación, los recursos se canalizarán en condiciones favorables para los empresarios.

“Aclaramos que con esta reforma BANDESAL, no se afectará al resto de la banca, simplemente vamos apoyar a los que son la base de nuestra economía y no crecen.  Ellos serán los más favorecidos, ya que el espíritu de esta reforma es mejorar las condiciones para los sectores que dinamizan la economía, por ser un Banco de Desarrollo debemos apostarle al crecimiento de las empresas y no al estancamiento, hoy más que nunca nuestro país lo necesita”, detalló.

Antes de la reforma, BANDESAL no podía otorgar montos menores de 5 millones de dólares. Con dicho cambio el monto máximo de financiamiento no podrá ser superior al 15 % y se podrá se apoyar hasta con el 80 % del monto requerido para el proyecto, el empresario por su parte deberá aportar el 20 %.

Por otra parte, agregó que se busca mejorar la operatividad del Fondo Salvadoreño de Garantías (FSG), “queremos apoyar a los empresarios que están en proceso de desarrollo para que crezcan y podremos otorgarles hasta el 50 % de lo que requieran”.

Mientras que el Fondo de Desarrollo Económico (FDE), que apoya a las MIPYME, emprendedores y diferentes sectores, podrá gestionar más recursos a nivel internacional para apoyar en todo el país.

También, se apoyarán proyectos de gran beneficio para el país, a través de fianzas y créditos; a los que podrían aplicar sociedades de economía mixta, entidades autónomas y asocios públicos privados.

La aprobación de la reforma se da en un momento oportuno, en el que miles de microempresarios están pasando por grandes dificultades debido a la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19.